Una mirada con nostalgia



Con la llegada en los próximos meses de la nueva generación de videoconsolas, uno no puede menos que asombrarse con el increíble desarrollo que han tenido éstas, así como las nuevas tecnologías en general. Quiénes llevamos unas décadas en esto y nos pasamos unas cuantas tardes jugando a Space invaders, Shinobi, Alex Kidd, y como no, los todavía presentes Super Mario y Zelda, no podemos sino maravillarnos con los avances conseguidos a lo largo de todos estos años, desde aquél mítico Pong en recreativa, hasta la saga Halo en Xbox, pasando por las partidas de Ruleta Online en Botemanía. La diferencia es abismal desde cualquier punto de vista.

Lo que antaño era visto como un entretenimiento de "nerds (aunque hoy en día la palabra, al igual que "friki , se usa para todo) es hoy un negocio explosivo, tremendo, cuyas cifras de beneficios superan a las de cualquier otra alternativa de ocio. Más allá del cine del cine y de la música parecía que el futuro era incierto, pero los videojuegos han demostrado que es posible.

Si hablamos de gráficos la transformación no tiene parangón: De los simples diseños de sprites a base de pixels de dos colores, hasta los millones de polígonos texturizados que parecen calcar la realidad de hoy en día, sólo han pasado unas décadas, y eso sin contar la espectacular conquista de las 3D que se llevó a cabo en los tiempos de Super Mario 64.

Si hablamos de géneros y modos de juego las posibilidades han crecido hasta prácticamente no tener fin. De la simple secuencia de fases se pasó al scroll, de ahí a la posibilidad de guardar partidas, hasta las actuales tramas que ya quisieran para sí muchas películas de cine. Los modos de juego han hecho a algunos juegos prácticamente infinitos, por no mencionar el impulso del multijugador, que lleva a millones, ya sea en World of Warcraft o Botemanía juegos, a interactuar y competir con personas del mundo entero.

El entretenimiento de frikis ya no lo juegan sólo chicos con gafas, acné y problemas de autoestima , sino que su revolución ha absorbido a toda la escala social: mujeres padres, ancianos, etc. Todos encuentran un producto a su medida en el mercado. Si hasta las paradas de autobús anuncian con más fuerza el próximo Callo f duty o GTA que los estrenos cinematográficos de Hollywood…quién no ha visto y quién nos ve.

Disfruten, que esto va para largo.

Comparte este Post

Comentarios (0)

    Se el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario